top of page

¿Qué es una leche vegetal casera?

Las leches vegetales son el líquido filtrado, cremoso y blanquecino, procedente de la emulsión de semillas y /o cereales mezclados con agua. Pueden aderezarse con infinidad de hierbas, frutas, especias y/o endulzantes.

Por semillas entendemos nueces (almendras, avellanas, pistachos, macadamias, etc.), cereales (arroz, centeno, avena, espelta, etc.), pseudo-cereales (amaranto, quinoa), semillas, (ajonjolí, alpiste, semillas de girasol, etc.), leguminosas (soya, cacahuete, etc.).

Podemos hacer leche prácticamente de cualquier semilla vegetal. La semilla se puede utilizar pelada, cruda o en copos/hojuelas (en el caso de los cereales), o tostada (en el caso del ajonjolí, la avellana, la almendra, etc.).

Puedes mezclar distintas semillas para hacer una leche con el fin de conseguir mejorar la textura, el sabor y también sus propiedades nutricionales.

Las semillas crudas que llevan piel se remojan para que se hidraten y activen. Es el caso del grano de arroz integral, la soya, la almendra, etc. Sin embargo, hay muchas semillas que por sus cualidades oleaginosas se pueden utilizar directamente sin previo remojo, como son el cacahuete, el pistacho y todos los tipos de nueces, las semillas de girasol o de calabaza peladas. En algunos casos, como suele ocurrir con la semilla de soya o con los cereales en grano, éstos se remojan y una vez obtenida la leche, se cuece para hacerla más digerible y sabrosa.

Para aromatizar o complementar nutricionalmente nuestra leche vegetal de forma saludable y unido al objetivo de conservarlas mejor, se las ha mezclado con un poco de sal y/o azúcar. A veces también se les pone rayadura o piel de limón y canela o vainilla. Pero las opciones son infinitas.

Te vamos a dar unas breves razones para hacer tus propias leches:

  • Tardas menos en hacer una leche vegetal natural en casa que yendo a un supermercado a

  • comprarla.

  • Es significativamente más nutritiva.

  • Es mucho más barata.

Las leches que se hacen en casa tienen sabores, texturas y valores nutricionales muy diferentes a las leches envasadas (ya sean orgánicas o convencionales).

Por ejemplo, las vitaminas, aminoácidos y fosfolípidos, entre otros nutrientes, prácticamente desaparecen en la versión industrial, mientras que en la leche vegetal casera, permanecen intactos.

Para ser más precisos, las leches vegetales naturales hechas en casa tienen 5 veces más nutrientes que las leches de plantas industriales envasadas.

En las siguientes semanas estaremos compartiendo las recomendaciones para cada semilla con más detalle, además de recetas de algunas leches vegetales.

bottom of page