top of page

Cómo resolver problemas con la escuela en casa.


En estas semanas de confinamiento y suspensión de clases los papás han tenido que apoyar mucho más a sus hijos en las actividades académicas, no hubo mucho tiempo para planear, las escuelas están tratando de adaptarse y las familias también.


Muchos adultos se siente preocupados de que sus niños se atrasen en el programa académico, otros terminan de pleito porque el niño se distrae se queja o no hace caso, ante esto es importante mantener la calma, tratar de disfrutar esta oportunidad de acercarse a los niños de una nueva manera y no perder de vista que es una medida temporal. Si estás teniendo dificultades para que tu niño te haga caso, te recomendamos ver en nuestras anteriores publicaciones "Cómo incentivar la conducta positiva en los niños" dónde te compartimos herramientas para mejorar la conducta de tu hijos, sin maltratarlos.


Te presentamos algunas recomendaciones para apoyar a tus niños, en estas semanas de contingencia por el Covid 19.


  1. Protege el sueño, los niños necesitan dormir en la noche y estar despiertos en el día, no permitas que se les volteé el horario, la falta de sueño afecta negativamente la capacidad de atención y memoria además de aumentar la irritabilidad y el mal humor, asegúrate de establecer un horario de dormir acorde a la edad de tu niño, si tiene entre 3 y 5 años necesita dormir entre 12 y 14 horas, un niño de 5 a 10 años duerme entre 11 y 13 y de los 10 a los 17 años duermen aproximadamente 9 horas.

  2. Cuida de ti mismo y de los otros adultos con quienes compartes la crianza, no se puede apoyar adecuadamente un niño si se está muy abrumado o estresado, es importante que los adultos tengan adecuado sueño y descanso, si alguien se está sintiendo demasiado cargado es importante dialogar y llegar a un acuerdo para repartir la carga de otra forma.

  3. Establece una rutina pero sé flexible, habla con tu familia y establezcan una rutina diaria para cada niño que incluya horarios de comidas, tiempos de trabajo, tiempo de juegos, hora del baño, lectura, etc. Escriban la rutina en una hoja y péguenla en el refri, en el caso de niños más pequeños, pueden hacer lo mismo pero con ilustraciones en vez de palabras.

  4. Establece un área de trabajo libre de distracciones, puede ser en el comedor o en la mesa de la cocina, sólo asegúrate que no haya televisiones prendidas cerca. Reúne todo el material que tengas para sus actividades académicas en una caja, libretas, lápices, borrador, sacapuntas, lápiz adhesivo y colores. Si tienes un reloj ponlo a la vista para poder estar al pendiente de la hora.

  5. Ya sea que la escuela de tu hijo esté siguiendo los programas de televisión de las escuelas públicas o estén teniendo clases en línea, escribe su horario en una hoja asegúrate de incluir las claves que necesitará para conectarse o los canales a los que deberán acceder.

  6. Reconoce el esfuerzo no el resultado, si tu niño está sentado en silencio y concentrándose en su trabajo felicítalo aunque el resultado de lo que esté haciendo no sea lo esperado, de esta forma se sentirá más animado a seguir esforzándose en su trabajo académico, los elogios funcionan mejor para reforzar una conducta cuando son muy específicos, así que los recibe sabe exactamente qué fue lo que te agrado por ejemplo; me encanta ver que terminas tu tarea eres un niño muy trabajador.

  7. Si tienes que corregir algo, recuerda primero reconocer todo lo que hizo bien o el esfuerzo que hizo, luego señálale lo que puede mejorar. Trata de no regañar, sino de enseñar y animar a hacer un mejor esfuerzo, si consideras que es apropiado busca darle un premio o incentivo si logra cumplir con ciertas responsabilidades, en una publicación anterior te hablamos de este tema, te recomendamos leerlo.

  8. Recuerda que los niños no pueden estar sentados y concentrados en una sola actividad tanto tiempo, si ya notas a tu hijo cansado permite que descanse un rato, que coma un snack y descanse y regresen más tarde al trabajo.

  9. Incorpora actividad física diaria, después de un rato de estudio puedes invitar a tus hijos a tomar una clase de Youtube 30 minutos de ejercicio o baile, puedes usar una actividad como un incentivo cuando hay otras que no le gusten tanto, por ejemplo termina tu trabajo de ortografía para que nos pongamos a bailar un rato.

  10. Planea actividades divertidas en familia, una noche de películas con palomitas, jugar a algún juego de mesa o cocinen algo juntos. Si los niños se sienten escuchados, tomados en cuenta, amados y bien tratados, es más probable que desean complacer a sus padres y se muestren más cooperadores a la hora de hacer su trabajo y dejar descansar un rato a los adultos.

  11. Si en tu casa y libros anima a tus niños, a leer algo de su interés, el libro de lecturas de la SEP es una excelente opción y tal vez tengas por ahí, alguno de los grados pasados. Invita a tu niño a leer un rato y después pregúntale de qué se trataba la historia o pídele que te haga algún dibujo del tema platiquen sobre lo leído pregúntale cuál fue su personaje favorito y qué fue lo que más le gustó de la historia.

  12. Recuerda que los niños, en especial los más pequeños aprenden a través del juego, si tu hijo no está teniendo muchas actividades académicas o si estás preocupado por enriquecer su aprendizaje durante la cuarentena aprovecha los juegos y actividades domésticas, para ayudarlos a estar mejor preparados para el regreso a la escuela.


Te compartimos algunas ideas: además de los contenidos académicos cabe señalar, que podemos hacer de aprendizaje un momento divertido y de convivencia, preparando juntos la comida y a la vez integrando conceptos de suma de resta, cantidades y fracciones, contar cuentos y platicar acerca de los personajes y las situaciones que le suceden, ver una película juntos y tratar de comentar qué pasó al principio, en medio o en el desenlace. Poner en práctica juegos de palabras como adivinanzas y los tradicionales trabalenguas o bien ordenar la despensa o el refrigerador clasificando los alimentos, todo en el entorno más tranquilo posible entendiendo que lo primordial ahorita, es cuidar de la salud y que lo que aprendan en estas semanas será ganancia.

Resumiendo:

  1. Protege el sueño de tus niños no dejes que se desvelen demasiado.

  2. Busca llegar a acuerdos con tu pareja o con quienes comparten la crianza de tus hijos para que la carga esté distribuida entre todos.

  3. Establece una rutina semiflexible para cada uno de los niños puedes escribirlo en una hoja y pegarla donde todos puedan verla.

  4. Establece un lugar para hacer los trabajos, junta los útiles escolares que tengas y trata de que no haya distracciones.

  5. Si tu hijo tiene que conectarse a internet a cierta hora o si está viendo los programas de Educación a Distancia en la tele, apunta el horario y lo que necesite saber para esas clases y también ponlo donde puedan verlo.

  6. Si tu hijo se está esforzando felicítalo, eso lo motivará a seguir haciendo un esfuerzo.

  7. Usa un cuadro de incentivos o pequeños premios.

  8. Permite a tu hijo distraerse y descansar después de un período de clase o de estudio.

  9. Anímalo a hacer algo de ejercicio cada día.

  10. Organiza actividades familiares divertidas recuerda que un niño que se siente escuchado y amado por sus padres por lo general buscar a complacerlos.

  11. Si en tu casa hay libros invitarlos a leer.

  12. Aprovecha el juegos y las tareas domésticas para estimular el aprendizaje y la inteligencia de tus niños.

bottom of page