top of page

Importancia del cuidado de la salud bucal desde la primera infancia

Una pequeña gasa húmeda es nuestra aliada en esos primeros momentos y de este modo ya estamos previniendo la caries infantil, ya que, según la Sociedad Española de Odontología Pediátrica, cuanto más retrasemos los procesos de higiene dental, más probabilidades tendrá el niño de presentar caries.

La caries de la primera infancia o caries de biberón puede producirse desde el mismo instante en que aparecen los primeros dientes en la boca del niño. Para evitarlas, se recomienda no dejar al niño con el biberón por la noche y pasarle una gasita antes de dormir.

Una vez comience la alimentación complementaria, con cepillitos suaves se restregarán los dientes. Les recordamos los consejos para prevenir la caries en los niños, fundamentalmente evitar refrescos y bebidas azucaradas y el limpiado de dientes tras cada comida, especialmente por la noche que es cuando más tiempo pasa y los microbios pueden actuar causando la infección.

Además, recuerda que la caries es una enfermedad infecciosa de los dientes que se puede transmitir, por lo que hemos de tener cuidado en no transmitir las caries al bebé, llevando unas medidas de higiene adecuadas y no compartiendo utensilios como cucharas, no limpiar su chupete con la boca, etc.

La primera visita al dentista se recomienda al primer año de vida, e incluso algunas academias médicas recomiendan que se haga durante el último trimestre del embarazo, para aconsejar a la madre al respecto.

Eva Paris, 2017, https://www.bebesymas.com/salud-infantil/las-caries-en-ninos-pequenos-frecuentes-pero-prevenibles

Kommentare


bottom of page